Leyendas cortas El reloj de bolsillo

Leyendas cortas El reloj de bolsillo

El tiempo es uno de los elementos que, de acuerdo con algunos, es netamente invención del hombre, para poder llevar un mejor registro de las actividades que se llevan a cabo diariamente.

Nos tardaríamos muchísimo al referir cada una de las leyendas cortas que analizan los aspectos positivos y negativos de este concepto. Sin embargo, hoy vamos a contar una breve historia acerca de un pequeño reloj de bolsillo.

Un día tocaron el timbre de la casa de Timoteo. Se trataba de un mensajero que llevaba un paquete con el importe ya pagado.

Al hombre le extrañó recibir una caja que tenía como remitente la dirección del domicilio de su abuelo, pues este había perecido hacía más de una década.

Timoteo abrió el paquete sentado en el sillón de su sala. Hasta arriba venía una carta, la cual decía lo siguiente:

“Querido nieto:

Cuando recibas esta misiva yo ya me habré ido. Siempre tuve la inquietud de acercarme más a ti, puesto que me recordabas mucho a tu padre. Sin embargo, la distancia provocó que eso fuera imposible.

Es por ello, que quiero legarte mi más preciado tesoro. El reloj de bolsillo que me dio mi padre cuando cumplí 21 años. Quizás te pueda parecer un artículo pasado de moda, pero créeme, es algo en verdad invaluable”.

Timoteo espero a que su papá llegara de trabajar para enseñarle aquel objeto y así comprobar que no se tratara de una broma.

Cuando el progenitor de Tim (así le decían de cariño), vio el objeto, sólo atinó a decir:

– No puede ser que ese reloj sea el original.

– ¿Por qué lo dices? Preguntó Timoteo.

– Porque tu abuelo lo llevaba como amuleto de buena suerte durante la guerra y en una de las batallas le dispararon directo al corazón, más milagrosamente el reloj detuvo la bala. Lo que sucede aquí es que esta pieza está intacta.

No obstante, luego de hacer esa aseveración, el padre de Timoteo observó que la inscripción del anverso, era idéntica.

La única explicación “lógica” que se le pudo dar a esa historia fue que alguien viajara al pasado, antes de que el reloj fuera destruido. A pesar de eso, sabemos que los viajes en el tiempo no existen ¿o sí?

Más leyendas cortas en https://leyendadeterror.com/leyendas-cortas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *